La Guía Michelin destaca por la calidad de las críticas gastronómicas pero también por las imágenes que las acompañan porque, como es sabido, comemos por la boca pero también por los ojos. Por eso siempre es agradable saber que las fotos que ilustran la guía las hacen entendidos en cocina, personas expertas en disfrutar en la mesa y que a menudo no son chef de ningún gran restaurante.

Sin ir más lejos, la nueva Guía Michelin tiene una foto de Sergi Gómez, cofundador de la agencia de comunicación gastronómica Avanti Gastro. Sí, nuestro compañero hizo una imagen de un plato en el Restaurante Mirko Carturan de Caldes de Montbui y los responsables de Michelin le han pedido la imagen para ponerla en la Guía.

Los motivos por los que se la han pedido, sobran viendo la foto. De hecho, observándola te entran ganas de comerte de manera inmediata el plato que enseña. Y es ese, precisamente, el objetivo de las imágenes culinarias que hacen los grandes, como Sergi, mientras van por el mundo teniendo pasión por la buena mesa.

Vuelve al blog →