Los aceites de Mas Montseny son un claro ejemplo de la dedicación que se destina a ciertos productos de proximidad y de calidad. El suyo es un producto único, con un color verdoso muy especial y una textura sedosa en boca. El primer aceite de este 2019 es, sencillamente, espectacular.

De hecho, Mas Montseny remonta su historia hasta el siglo XIX con los primeros agricultores que llegan a sus tierras, en el municipio de El Morell, y ha mantenido su esencia de campesinado hasta nuestros días.

El siglo XXI se inicia con el objetivo de conseguir un aceite de máxima calidad, incorporando nuevos sistemas de molido, y el año 2006 se moderniza de nuevo el molino y se perfeccionan los procesos de producción. En 2012, después de estudiar ingeniería agrícola, se incorpora a Mas Montseny Roger Catà. A partir de aquí, el año siguiente se inicia el proyecto Oli Mare para obtener un aceite ecológico de alta calidad y se empieza a exportar al mercado francés. Después vendrá el mercado alemán, las exportaciones a China y la recompensa del trabajo hecho traducida en premios. En 2016 se gana el Premio Liderpack al mejor packaging del estado en la categoría de alimentación por el diseño de la botella de Oli Mare. Este mismo aceite, el Oli Mare recibió el premio al Producto del Año en la Feria Orígens en 2017. Otro de sus productos, el aceite Padrí, se consiguió la Medalla de Oro en el Olive Japan 218. El Mas Montseny Premium fue reconocido también en el 2018, como el Mejor Arbequina del Mundo en la Guía Evooleum.

 

Vuelve al blog →